En agosto el cantante Larry Hernández reveló que estuvo muy delicado de salud tras contagiarse de COVID-19. Desde sus redes sociales compartió unas publicaciones donde le pidió a sus fanáticos realizar oraciones para mejorar su salud debido a la preocupación que sentía al respecto de su padecimiento.

Según Infobae el tiempo pasó y logró dejar a un lado el tanque de oxígeno que le ayudó a respirar de mejor manera. La enfermedad lo fue dejando y, pocos días después, reapareció completamente cambiado, desconocido, pues perdió hasta 10 kilos y el sentido del habla por unos momentos.

Luego de esto, en una conferencia de prensa con diversos medios de comunicación, Hernández aseguró que su desempeño sexual se ha visto afectado desde su contagio el pasado 23 de julio.

“Tengo un doctor, que él después de que me dio COVID me volvió a sacar sangre y me dijo, después de un estudio de tres días, qué me había afectado el COVID. Fue como pudimos atacar nosotros. No voy a decir la cosa que me afectó mucho, Kenia obviamente me va a regañar”, indicó el cantautor.

Asimismo, detalló que esta situación lo orilló a tomar unas enormes pastillas de testosterona para aumentar su potencia sexual. Por ello, exhortó a las personas a realizarse los estudios necesarios para conocer, completamente, las afectaciones que la COVID-19 provocó en los cuerpos.

“Desgraciadamente las personas no tienen los recursos de sacarse sangre, pero si tienen los recursos por favor vayan, tienen que saber qué les afectó el COVID, y a mí me afectó dos cosas que estoy ahorita trabajando en ellas”, dijo Larry.

Fuente: Diario Libre 

Compártelo:

Déjanos tu comentario:

0 comments so far,add yours