La Fiscalía del Distrito Nacional archivó de forma “definitiva” la querella que interpuso Fary Almánzar Fernández contra el exastro de Grandes Ligas, David Ortiz, por presunta “violencia psicológica y agresión verbal”. Esto ha permitido que se conozcan los motivos que provocaron el enfrentamiento de ambos, así como su separación como pareja tras más de una década juntos.

Fary y el Big Papi, como se le conoce al expelotero, tienen un hijo de 12 años producto de una larga relación, la cual concluyó a raíz de las “diferencias que tuvieron”, tras éste recibir un disparo mientras estaba de fiesta en una discoteca, lo que le costó casi la vida. Producto de la agresión fue operado de emergencia en el país y luego trasladado a un hospital en Boston, Estados Unidos, donde fue sometido a otra cirugía. Estuvo grave.

De acuerdo al documento en que el Ministerio Público archiva la querella y la denuncia de la dama, tanto Fary como Ortiz acudieron por separado a la Unidad de Atención a Víctima de Violencia de Género e Intrafamiliar de la Fiscalía del Distrito Nacional, de la avenida Rómulo Betancourt, en el Distrito Nacional.

La primera fue al lugar el 21 de mayo a poner una denuncia alegando que había recibido mensajes de texto de Ortiz, “en los cuales le manifestaba que ella había divulgado informaciones personales, por lo que le solicitaba la entrega de sus bienes muebles que actualmente tenía en posesión”.

“Alegando la denunciante también que esta no es la única situación que enfrenta con el ‘denunciado´ ya que cuando el ‘denunciado’ tuvo el accidente, el hijo en común, de 12 años, no pudo visitarlo en los Estados Unidos, y, a que a raíz de esto, la denunciante tuvo que iniciar in proceso por la vía civil, es decir, de homologación de reconocimiento de paternidad, el cual el ‘denunciado´ supuestamente no le dio importancia”, dice el texto de la Fiscalía.

Fary dijo, siempre de acuerdo al expediente, que tras eso, se presentaron varias situaciones con su hijo y que en la actualidad ella y Ortiz no tenían “ningún tipo de contacto”.

Versión del Big Papi

El documento de la Fiscalía narra la versión que ofreció Ortiz cuando fue requerida su presencia, tras la querella en su contra depositada por su expareja Almánzar Fernández.

El texto indica que el exastro de Boston compareció a la unidad de la fiscalía el 29 de mayo de este año, ocho días después de que Fary lo denunciara.

Sobre las indagatorias que se les hicieron, la entidad refiere lo siguiente: “Comparece y nos expresa que ciertamente sostuvo una relación de pareja con la denunciante (Fary Almonte Fernández), que hace alrededor de un año y medio se separaron debido a varias diferencias que tuvieron en la toma de decisiones del hijo de ambos”.

Lo que hace deducir que la relación terminó a principios de 2019 y que no fue en buenos términos.

Añade: “Además, narra que cuando le ocurrió el accidente, su expareja quería enviar de manera insistentemente a su hijo a los Estados Unidos, pero las condiciones del momento no le permitían recibirlo y, a raíz de esto, es que comienzan las diferencias entre ambos”.

La Fiscalía añadió que David Ortiz también le indicó que “ciertamente le escribió a la denunciante, pero con el objetivo de saber sobre informaciones de la vida personal de él, que se habían filtrado, y de las que solo ellos dos tenían conocimiento”.

Señaló también que no tenía intención de “molestar” a la víctima, ya que lo único que busca es que se resuelva el tema de su hijo, el cual no le permite verle. Dijo que para ese asunto, así como el tema de los bienes inmuebles, “ya tiene apoderada la jurisdicción correspondiente”.

Denunció abuso de poder

El 29 de junio de este año, la defensa de Fary Almánzar denunció que Ortiz estaba ejerciendo abuso de poder contra su cliente, en supuesta complicidad con la Procuraduría General de la República.

“Esta señora fue amenazada delante de mí, cinco procuradores generales y fiscales y un representante del Conani, y la amenaza que se nos dijo fue pura y simplemente que si no se dejaba hablar de ese caso, la eventual afectación del niño podría institucionalizar al niño. Incluso mañana, el Conani va a visitar la casa de la señora Fary Almánzar. Entonces cuando se evidencia toda esta manifestación del poder en favor de una persona, de manera administrativa sin que un juez lo disponga...”, dijo en la ocasión el abogado Jorge Lora, representante de Fary Almánzar.

DIARIO LIBRE

Compártelo:

Déjanos tu comentario:

0 comments so far,add yours