Santo Domingo, República Dominicana, mayo 2020.- Las asociaciones importadoras y distribuidoras de vehículos ANADIVE, ASOCIVU y ADECI, consideran oportunas las medidas anunciadas por el gobierno para reactivar la economía durante y después de la pandemia del coronavirus, con el propósito de disminuir la intensidad de contagios.

En un comunicado expreso dirigido al excelentísimo presidente de la República Danilo Medina, solicitan ampliar la coordinación entre los sectores públicos y privados, con el objetivo de lograr una efectiva reapertura en las actividades económicas. 

Estas agrupaciones empresariales concitan el apoyo del gobierno para mitigar los efectos negativos que provocará el COVID-19 en los sectores económicos y sociales, solicitando la implementación de acciones acorde a las recomendaciones elaboradas por los organismos multilaterales y expertos financieros, para recuperar la economía, priorizando áreas como las telecomunicaciones y la industria automotriz, agentes que agregan alto valor a la dinamización económica.

Desde el pasado 17 de marzo de 2020, más de 1500 empresas que integran el sector automotriz, mantienen cerrados sus locales e inactivas sus operaciones, sosteniendo invariables cargas financieras e impositivas, por lo que le solicitan al Gobierno Central y a la Comisión para atender Asuntos Económicos y de Empleos, otorgar apoyo al sector importador e incentivar la liquidez para las empresas, repercutiendo significativamente en la inversión y el reinicio del comercio.

Los Importadores de vehículos solicitan al gobierno que considere las siguientes condiciones que le son expuestas además de evaluar la aplicación de las medidas sugeridas, con un protocolo de seguridad e higiene para reiniciar sus operaciones:

·     Alrededor de 20,000 empleados del sector automotriz volverán a sus puestos de trabajo, para evitar un gran número de despedidos por el impacto negativo que han tenido las empresas asociadas que llevan casi dos meses sin operar. El programa FASE debe ser extendido hasta el 30 de junio del presente año.

·     Al país ingresan anualmente 120,000 vehículos con vocación comercial, unos 10,000 automóviles mensuales. Por tanto, los inventarios acumulados en los dos (2) últimos meses sobrepasan las 20,000 unidades, situación que ha impactado los costos operacionales de los grupos de empresas y los ingresos fiscales que sirven de sostén al Estado.

·     La acumulación de vehículos es una oportunidad que sirve de estímulo para renovar el parque vehicular de RD, que acusa un alto índice de obsolescencia, sin perder de vista la organización del tránsito, facilitando prioridad a las unidades que están en los inventarios de sus locales comerciales.

·     Los importadores de vehículos, vigilarán a cada una de las empresas asociadas durante el desarrollo de sus actividades comerciales, para que cumplan con los protocolos de protección sanitaria recomendados por las autoridades para la prevención y propagación de COVID-19.

·     Incluir el segmento de vehículos dentro de los sectores que tendrán acceso a los fondos que ha destinado el Banco Central, para la colocación de préstamo 8% anual, a través de los Bancos Comerciales.

·     Motivar al sector financiero para incluir líneas de créditos entre los productos bancarios que recibirán una extensión de tres meses o más para su pago.

·     Otorgar créditos y facilidades de pagos mediante la Dirección General de Aduanas para los impuestos a las importaciones vehículos realizadas por empresas formales afiliadas a las asociaciones suscribientes.

·     Exonerar pago de US$100 dólares establecido en la ley de aduanas por pronto despacho de mercancía, cargo que se está aplicando a las unidades de vehículos que no son desaduanizadas dentro del plazo establecido, cuyas demoras se producen por las limitantes operativas de la DGA, debido a la cuarentena y la declaratoria de emergencia nacional.

·     La suspensión temporal del cobro del Impuesto sobre Transferencias de Bienes. Industrializados y Servicios. (ITBIS), a las importaciones de vehículos con fines comerciales cuya fecha de ingreso al país se registre dentro del plazo que dure estado de emergencia.


·     Extender la entrada al país de los vehículos modelo 2014 hasta el 31 de agosto 2020, a los finesde compensar los dos meses sin operar que poseen las empresas asociadas.

·     El departamento de vehículos de motor de la DGII debe habilitar una ventanilla para que los dealers puedan gestionar primeras placas y endosos de matrículas, así como también puedan completar los procesos de financiamientos sometidos antes de estallar la actual crisis sanitaria.

·     La DGII, debe extender la vigencia de las placas de exhibición vencidas dentro del especial período de emergencia hasta el 31 de agosto 2020.

·     Comunicar a la DIGESSET, el uso de la Placa DD acorde a su certificación.

·     Otorgar exenciones al pago de impuesto por el uso de los parqueos en los diferentes puertos del país, cuya recaudación está a cargo de la Dirección Ejecutiva de Autoridad Portuaria.

Las asociaciones esperan contar con el apoyo, la compresión y buena voluntad de las autoridades; al igual que sus clientes, el sistema financiero y las empresas proveedoras de servicios del sector automotriz.

Compártelo:

Déjanos tu comentario:

0 comments so far,add yours