Tras solicitarle el divorcio a Miley Cyrus luego de ocho meses de casados, Liam Hemsworth decidió quedarse en Australia, su país natal, y no mostrarse públicamente, mientras que su pronto ex esposa ya se muestra feliz con su nueva pareja, Kaitlynn Carter.

El protagonista de Los juegos del hambre, de 29 años, encontró su refugio en las playas de Byron Bay, en el sureste de Australia. El mismo pueblo costero en el que se refugió su hermano Chris junto a su esposa Elsa Pataky y sus hijos hace algunos años.

En el documento que presentó ante una corte de Los Ángeles, a través de la famosa abogada de Hollywood, Laura Wasser, citó "diferencias irreconciliables" con Cyrus.  Además, el intérprete pidió que no se otorgue a ninguno de los dos una manutención conyugal, debido a un acuerdo prenupcial que firmaron antes de casarse.

Wasser es conocida por llevar otros divorcios famosos, como el de Ben Affleck y Jennifer Garner, el de Brad Pitt y Angelina Jolie y el de Ashton Kutcher y Demi Moore.

Las estrellas se conocieron cuando eran adolescentes en el set de la película romántica The Last Song, en 2008. Mantuvieron una relación intermitente de una década antes de casarse el 23 de diciembre de 2018, en la residencia de la familia Cyrus en Franklin, Tennessee.

Tras conocerse la separación y las fotos de Cyrus con Carter en Italia, Hemsworth decidió acudir al amor de su familia para atravesar este duro momento personal. Fue retratado junto a su famoso hermano y sus sobrinos disfrutando del mar y del surf.

La prensa imaginó que se quedaría unos días allí hasta que pasara la tormenta pero, al parecer, no fue así.  Ya han pasado varios semanas y aún no ha vuelto a Los Ángeles.

Los medios norteamericanos especulan que, tal vez, decida cambiar de aires e inicie una nueva vida lejos de Hollywood, pero sin descuidar su ascendente carrera en el cine.

Los conocidos hermanos Hemsworth nacieron en Phillip Island, a unos 1.000 kilómetros de Byron Bay, aunque Liam se mudó a Los Ángeles a los 19 años para cumplir su sueño.

Luke, el hermano mayor y menos conocido de Chris y Liam, también se dedica a la actuación. Trabaja en la serie de ciencia ficción de HBO, Westworld, interpretando a Ashley Stubbs, y tiene una vida mucho más tranquila que sus hermanos junto a su esposa  y sus tres hijas en Malibú.

Él está consciente que es el menos famoso de la familia, pero está feliz con eso. "Me preocupa perder mi anonimato, que es algo que a Chris y a Liam les gustaría recuperar", dijo en una reciente entrevista al tabloide The Daily Telegraph.

Luke le echa la culpa de su poca popularidad a su estatura, ya que es más pequeño que sus hermanos. "Los dos superan el metro noventa, por eso son tan reconocibles; yo soy un poco más bajo, mido 1.8 metros, y puedo desaparecer entre la gente", dijo con humor en esa misma entrevista.

Fuente. Infobae
Compártelo:

Déjanos tu comentario:

0 comments so far,add yours